Esta canción va dedicada a una persona que piensa que lo sabe todo de algunos porque hablamos más de la cuenta y que no sabemos nada de ella porque nunca quiere hablar de lo que sucede en su interior y quizás sabemos más de lo que cree. Es cuestión de observación, no todo se sabe con las palabras que nos quieren decir. Los gestos, los detalles, la manera de comportarse cada día, pequeñas cosas que se nos escapan o que decimos sin querer, son suficientes para que una persona observadora y con interés se de cuenta de lo que pensamos, sentimos y no decimos, de la misma forma que las palabras no siempre quieren decir lo que sentimos en nuestro inerior (espero que no se moleste por el comentario):

Continúa leyendo