Hoy en día gracias al avance de las investigaciones médicas, de las infraestructuras hospitalarias y del estado de bienestar que disponemos, hay muchas enfermedades que antes eran mortales y ahora se pueden curar. Incluso algunas se llegan a erradicar con el uso de vacunas, cosa impensable hace años. En contra, también aparecen o se descubren nuevas enfermedades producidas o no por el estilo de vida que llevamos, nuevos materiales que se emplean en embases para alimentación y que en principio parecen inofensivos para nuestra salud, etc.

Continúa leyendo